5-474x332Nacional.- Las principales labores de los jóvenes apuntan a la remoción de escombros, reconstrucción y dar contención emocional a las familias afectadas por los incendios forestales.

Alrededor de cien voluntarios convocados por el Ministerio de Desarrollo Social, a través del Instituto Nacional de la Juventud (INJUV), ya se encuentran trabajando en el Sector de Santa Olga, comuna de Constitución, Región del Maule, con el objetivo de proporcionar ayuda a los damnificados por los recientes incendios forestales que afectaron a la zona.

Los jóvenes enfocarán su labor en distintas áreas, resaltando principalmente la remoción de escombros, reconstrucción y la contención emocional de las familias, especialmente con los niños y niñas de las familias afectadas.

Sobre la llegada de los voluntarios al campamento base de Santa Olga, el Subsecretario de Servicios Sociales, Juan Eduardo Faúndez, resaltó la importancia de contar con la energía de los jóvenes para ayudar.

“Para nosotros como Gobierno es un orgullo ver cómo los jóvenes colaboran con sus compatriotas, en este caso en particular en Santa Olga, donde los vecinos se han visto tremendamente afectados, es por eso que los voluntarios de INJUV están a disposición para realizar diversas tareas. Vale la pena destacar que estos jóvenes podrían estar disfrutando de sus vacaciones, pero no, están acá entregando su tiempo y energía a los que más lo necesitan”, destacó Faúndez.

En tanto, el Seremi de Desarrollo Social de la Región del Maule, José Ramón Letelier,  destacó el apoyo en terreno del Gobierno a las personas que se vieron afectadas por los incendios.

“Como Gobierno nos hemos desplegados en las distintas zonas que se han visto afectadas por esta catástrofe, entregándoles ayuda a los damnificados y recogiendo sus necesidades. En este caso también cabe felicitar al INJUV por su trabajo, los jóvenes han sacado la cara ayudando en distintas tareas, lo que es muy significativo para las familias afectadas”, dijo Letelier.

Finalmente, la Directora Regional de INJUV Maule, Irene Muñoz Vilches, valoró el compromiso para ayudar, ya que los jóvenes son los primeros en responder cuando hay una catástrofe.

“Estamos muy contentos con la respuesta de nuestros jóvenes que han demostrado que siempre están disponibles cuando más se les necesita, en esta ocasión son alrededor de cien voluntarios que se encuentran ayudando a la comunidad acá en el Maule. Como Gobierno hemos estado desplegados en terreno ayudando a los damnificados y entregándoles todo nuestro apoyo, porque estamos convencidos que trabajando codo a codo con ellos saldremos adelante”.

Campaña JóvenesXelSur

Tras el llamado que realizó INJUV a través de la campaña JóvenesXelSur, en tan solo 24 horas se inscribieron alrededor de 7 mil voluntarios, de los cuales en una primera etapa se seleccionaron 260 que se repartieron en las diferentes regiones afectadas por los siniestros.

Al campamento base ya establecido de la localidad de Santa Olga, se suma el de Florida, Región del Biobío; y el de Copiapó, Región de Atacama, este último debido al aluvión que  afectó la zona.

     

    Su comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *